Proximamente
Creador del tema: ReaSagrada Familia: La Venganza de los Inocentes
#21
Galilea

Los gemidos empezaron a salir de mis labios casi como si fuera algo automático, no podía evitarlo, estaba con la persona que amaba y eso me alegraba por completo. Notaba como sus ojos desbordaban deseo, pero a la vez pude darme cuenta del miedo que sentía, creyendo que podría hacerme daño. Solté una pequeña sonrisa antes de llevar mis brazos hasta su cuello, sentándome suavemente entre sus piernas, dejando que me penetrase de aquella forma tan única con aquellos dedos tan fríos como el tempano de un hielo debido al clima nevado. Su pregunta realmente me había tomado un poco por sorpresa, y hasta me costo un poco asimilarla por completo... Él me había preguntado si podía besarme, quería besarme, y eso me llenaba de una entera ilusión, porque me hacia entender que aun sentía algo por mi, que aun estaba dispuesto a amarme.

— No me preguntes algo así. —Le dije con dulzura, mirando sus hermosos ojos.— Siempre he sido tuya a pesar de los años separados. Siempre has conservado el derecho de besarme.

Solté una pequeña risa antes de que mi propia risa fuese interrumpida por un placentero gemido. Sentía como mis pechos empezaban a sentirse presionados, puesto que amenazaban con dejar salir la leche que estaban conteniendo, se me hacia algo un poco incómodo y a la vez doloroso, pero sabia que él me ayudaria a acabar con cada dolor entre más acariciara mi seno. De pronto, desvié mi vista hacia enfrente, observando un enorme cuadro de los padres de mi amado, eso me hizo sentir totalmente incómoda. No por el hecho de que estuviéramos en su despacho, o bueno tal vez esa también era una de las razones de mi incomodidad, ya que, no quería perder mi virginidad en el sillón del despacho de mi amado donde seguramente se sentaron miles de reyes anteriores, y sobretodo que estaba ese enorme cuadro de sus padres, y me daba cierta "vergüenza" intimidar frente a ello.

— Pero... —Murmuré entre gemidos.— Aquí no ¿Si? Mejor vamos a tu habitación. Me da vergüenza tener el cuadro de tus padres frente a nosotros, se siente como si nos observarán. —Le comenté apenada con mis mejillas completamente rojas.

Alaska

Me había dado cuenta de como mi amado abría y cerraba sus ojos, por lo que conociéndolo, sabia que estaba recordando el pasado vivido con sus padres y hermanos. Sabia que a él aun le dolía sus fallecimientos, puesto que fue algo que me toco ver junto a él, algo que resulto doloroso hasta para mi también. Solté un suave suspiro, y me acurruque suavemente entre su torso, aveces quería que él fuera más feliz, pero eso siempre se me dificultaba, principalmente porque sabia que aquella perdida de sus seres queridos jamás podría superarse, solo podía aprenderse a convivir con aquel terrible dolor. Tal vez no podía entender del todo a mi amado, ya que no había sufrido el fallecimiento de hermanos o padres, pero de cierta forma lo entendía aunque fuera de una manera pequeña.

— Creí que al ser nuestro primer día de novios, no recordarías recuerdos tristes, Zett. —Le dije con una pequeña sonrisa que jamás se sabría si era de amargura o tristeza por lo que él estaba sintiendo.— Pero tranquilo. De cierto modo te entiendo, aun te duele. —Volví a decir antes de cerrar un poco mis ojos.— Te prometo que algún día, ya no habrá noches grises. Te prometo que algún día, solo habrá felicidad para ti.

Fue lo único que dije antes de dedicarme a escuchar su tierno corazón, que me hacia sentirme realmente contenta a pesar de que sabia que él estaba algo triste en esos momentos. Suponía que era un dolor que jamás terminaría. Ver a tus padres y hermanos morir podía resultar ser algo realmente doloroso, y estaba segura que para él resultaba de esa manera, después de todo, yo había estado en cada momento junto a él y había visto cada lágrima correr por su mejilla. Sabia cuanto había sufrido, y hasta ahora, cuanto seguía sufriendo.

Amy

Una suave sonrisa se formo en mis labios al recordar aquel suceso. Mi padre siempre había sido una persona sobreprotectora, y más al ser hija única, mi madre también me había cuidado mucho, solo que ella si asimilo tranquila mi relación con Khurt, ya que sabia que era un buen chico, incapaz de dañarme. Habían algunos recuerdos que me llenaban de felicidad a pesar de que la mayoría me causaba una dañina tristeza, pero intentaba no recordarlos, no quería recordar recuerdos tristes y devastadores para ambos, y mucho menos cuando hoy comenzábamos una nueva vida juntos, una nueva vida que tal vez estuviese llena de oportunidades.

— ¿Y es cierto? —Le pregunté de forma juguetona. Aunque la verdad es que me gustaba que me dijera que me amaba, me gustaba escucharlo provenir de sus labios.— ¿Me amas por sobre todas las cosas?

Mis ojos se encontraron en esos momentos con los suyos. Éramos iluminados únicamente por la luz de la luna que se filtraba por la ventana de la habitación, aquella habitación que estaría en completa oscuridad sino fuese por la hermosa luz de la luna. De repente, una hermosa sonrisa ilumino mis labios antes de entrelazar los dedos de mi mano izquierda con los dedos de la mano derecha de mi amado, sintiendo aquel cálido tacto. Él sabia cuanto me gustaba que me dijera miles de cosas bonitas, era algo que me llenaba de gran felicidad. Mi amado no solia ser una persona muy expresiva conmigo, ni con nadie, pero no me quejaba, era feliz junto a él.

April

Estaba tan entretenida observando aquellos hermosos retratos hasta que me di cuenta, por mi reloj de mano, que ya era un poco tarde. Me di la vuelta, pero al hacerlo, sentí como me choque contra alguien, haciéndome caer únicamente a mi de sentón, escuchando el ruido de lo que parecían ser unas aves. Al abrir mis ojos, me sonroje fuertemente, al encontrar al hombre que me había ofrecido venir con él en tan esplendoroso palacio, él estaba levantado frente a mi, ya que, yo había sido la única que se había caído, él era muy fuerte como para que mi delgado cuerpo lo hubiese empujado. Lo que me pareció raro es ver que tenia aves en su cabeza, hombros y brazos, eso me pareció extraño.

— Oh, disculpa. No ha sido mi intensión. —Me disculpe, levantándome rápidamente del suelo y haciendo una leve inclinación de cabeza al estar frente a un hombre de la realeza. No quería faltarle el respeto a nadie en aquel castillo.— Disculpe si lo he ofendido, yo solo... —Callé al instante al darme cuenta de que él parecía estar llorando a lo que me avergoncé peor.— Disculpame, disculpa. No ha sido mi... ¡Perdón! ¡No sabia que estabas! ¡Ah, diablos! —Dije apresuradamente y completamente nerviosa, tapando mi boca con ambas manos para así evitar seguir diciendo tonterías sin sentido. Seguramente lo había incomodado, puesto que a nadie le gustaba que lo interrumpieran cuando lloraba.

Theo

Mire por unos segundos a la chica que nuevamente se había vuelto a adentrar a la cueva, me quede en completo silencio por unos segundos. No veía mucho arreglo para que ella dejara de odiarme, porque era bastante obvio que odiaba y detestaba a las personas de mi clase, estaba empezando a asimilar que tal vez ella tuviese la razón, que tal vez lo mejor era alejarme de ella para que de esa manera ella estuviese mejor, no me gustaba causar molestias pero tampoco quería verla morir. Solía preocuparme mucho por las demás personas antes que se mi mismo, solía ser alguien bastante bondadoso y pacífico, y por esa misma razón muchas personas me habrían lastimado emocionalmente, pero no importaba si de esa manera podía hacer feliz a alguien. Pero con Bunny, todo era distinto, no sentía que le causaba un mínimo ápice de felicidad.

— Esta bien, cesare un poco. —Susurré por lo bajo no sabiendo si hacia lo correcto, pero solo me subi a mi caballo para así comenzar a galopar devuelta a mi reino donde seguramente me estarían esperando mis hermanos y hermanas, solo tenia hermanos y hermanas menores que yo aunque me gustaba que fuese de esa manera. Me gustaba cuidarlos y jugar con ellos, eran pequeños seres humanos bastante buenos y cariñosos, no podía quejarme respecto a ellos, a mi parecer, eran los mejores hermanos que pudiesen existir.

Ethán

Estaba galopando apresuradamente con mi caballo, hasta que se pronto vi a la misma guardiana de aquella chica llamada Camille. Se me hizo raro no ver a su guardiana pegada a aquella chica, por lo que supuse aue tal vez, ya habría muerto congelada, no iba a negar que me daba cierta pena, pero era lo más obvio que iba a suceder, nadie sobrevivía a estas largas horas de nevada y mucho menos por tanto tiempo. Escuchaba atentamente que aquella guardiana intentaba convencerme de ir hacia algún lugar distinto al que me encontraba, tal parecía que estaba alguien en peligro, pero mi hermanito también estaba en peligro y necesitaba encontrarlo, pero tal vez si le hacia caso a aquella guardiana, me guiaría hasta mi hermanito Nathán.

— De acuerdo, guardiana, te seguiré. —Le dije acompañado de un pequeño suspiro, hasta que vi que la guardiana empezaba a moverse bastante rápido para guiarme lo más pronto posible a donde queria. Solamente empecé a galopar mi caballo rápidamente, siguiendo a aquella guardiana.

Louis

La mire por unos segundos a sus hermosos ojos, manteniendo mis mejillas algo sonrojadas por si comentario. Adoraba que mi amada mujer fuese de aquella manera, tan juguetona y divertida, eran características que me fascinaban de aquella mujer, y sobretodo que aveces me excitaban de una manera que me volvía completamente insaciable. En estos momentos me sabia controlar bien, puesto que primero, no estábamos en un buen sitio para hacer el amor, siempre buscaba la comodidad de mi mujer, y sabia que tal vez ella no se sintiera cómoda, y segundo, ella estaba bastante cansada y débil, ademas de que el doctor había dicho que ella no debía de hacer esfuerzos en vano, por lo que no quería esforzarla o obligarla a hacer cosas.

— Detesto que otros hombres estén tan cerca de ti, ¡No es justo! —Le dije entre celoso pero un poco más calmado que antes, ya que antes había estado peor.— Yo debería ser el único con derecho de mirarte, eres mía, de mi propiedad. Ningún hombre debería observarte ni un solo cabello. —Solté un suspiro antes de tomar sus mejillas con ternura, acariciándoselas.— Pero supongo que esa es la parte negativa de estar con la mujer más hermosa del mundo, ¿No?

Alán

Estaba tan distraido que no me había dado cuenta cuando el hada de aquella chica se acerco a mi guardiana, cuando Nanami habló, fue que pude darme cuenta de todo. Me sonroje algo avergonzado por mis descuidos antes de clavar mi vista hacia mi guardiana, notando que ella se había sonrojado por lo tímida que solia ser, quizá era porque apenas estaba conociendo al hada, y como no había tratado con él no estaba en confianza pero una vez que entraba en confianza, sabia que volveria loco a aquel hada, y hasta aseguraba que se arrepentiría de haber sentido curiosidad por mi guardiana, puesto que mi guardiana era una bebé demasiado REVOLTOSA, en todo sentido de la palabra, nunca estaba quieta como los demás bebés. Cuando el hada me saludo, no pude evitar reír, había entendido lo que había querido decir pero aun era muy pequeño como para hablar, esa clase de cosas me producian ternura.

— Tranquila, no pasa nada. —Le sonrei de forma amable a Nanami. Solo observé como mi guardiana se acercaba hasta el pequeño Mao de manera curiosa, y le tocaba con su manita sus rubios cabellos hasta volar de forma rápida nuevamente hacia mi, escondiéndose.— ¿Saldrán a estas horas de la noche? —Pregunté sorprendido, acomodándome un poco mis gafas con una de mis manos.— Pensé que eso no estaba permitido, bueno, como eres una princesa de la realeza creí que los guardias no te dejaban. He escuchado que resulta ser peligroso salir a estas horas.

****

Por fis, no controles los sentimientos de los familiares de mis personajes ^~^
Si estas un poco corta de inspiración, si quieres me mandas mp para avisarme!
Para así dejarte el rol con abertura a tus personajes, es decir, guiones que puedas seguir.
Responder
#22
~Meses mas tarde~
Bunny
Los meses han pasado dejando en su camino pequeñas huellas que forman parte de nuestros recuerdos ,en estos meses el invierno ha ido yéndose dejando paso a la hermosa primavera en su lugar que trajo sin duda una hermosa renovación de flora y fauna que eran dignas de belleza , por una parte flores tan preciosas e únicas que decoran el bosque como un jardín infinito , por otra parte estaba una calidad de frutos ricos y nutritivos que eran el manjar mas divino que pudiera existir ,sobre su paso no solo los frutos eran lo delicioso sino también ,algunas flores de arboles que habían adquirido su dulzor especial y que hasta se habían vuelto comestibles. La cueva donde antes vivía , aquella que contenía mis mas grandes y buenos recuerdos junto con algunos tristes se había derrumbado cuando el invierno había azotado con la mas fuerte nevada y obligando me a que tuviera que abandonar aquel lugar y hundirme en el bosque buscando un lugar habitable donde poder vivir , afortunadamente en el corazón del bosque un admirable anciano me acogió en su casa ,lugar donde desde entonces vivo y trabajo ayudando al hombre tan amigable y un poco avejentado .El hombre vivia de las frutas que recolectaba del bosque , aquellas frutas que solia de haber en las distintas y adversas estaciones , aquellas frutas que llevaba a los diversos reinos y vendía para asi comprar las viandas y/o algunas cosas para resguardarnos del hambre y subsistir

Al poco tiempo de mi llegada el anciano enfermo pese a las bajas temperaturas del invierno y a lo que se arriesgaba a recolectar las frutas de aquella temporada con la nevada fuerte ,desde entonces yo recolecto las frutas mientras que el viejo en su cabaña las agrupa en cajas que luego debemos llevar para vender ,normalmente ayudo al viejo a cargar aquellas cajas llena de frutos hacia los reinos sin embargo y a pesar de todo no he entrado en aquellos reinos aun asi , puesto que no me he olvidado del daño que sufrí gracias a ellos , por otra parte mientras el viejo acumula ventas , me dedico a adentrarme al bosque donde usualmente me encuentro acompañada de bastantes animales y paso tiempo con estos seres que forman parte de los seres vivos que habitan alli.Me cuesta acomodarme a esta vida , me cuesta el vivir el dia a dia solo con el recuerdo de lo que alguna vez fue mi familia y que ya no estaba y de la que solo yo quedaba

En estos momentos me encontraba en el corazón del bosque ,montando a mi fiel yegua y amiga: Luna , una yegua de exuberante belleza con un pelaje tan blanco y unos ojos que a diferencia de muchos caballos eran de un verde hermoso y no de un negro como usualmente debían de poseer los caballos , cabalgaba divertida en mi fiel compañera mientras recolectaba algunos frutos en la canasta y de ves en cuando parábamos a admirar la belleza del bosque , aquel bosque que desgraciadamente nunca habia conocido y que hasta hace poco pude empezar a admirarlo. Había conocido a luna cuando me encontraba vagando en la nevada en busca de los frutos de invierno , cuando el anciano enfermo , desde entonces esta yegua se volvió una amiga mas en mi compañía aun que extrañas veces aparecía acompañada de un caballo negro con manchas blancas que se llamaba : Alltair ,ya que poseía un collar de oro con su nombre y que usualmente lo tendia a ver de forma constante, lo que menos pensaba o tenia en mente que dichoso caballo se escapaba de su dueño y que su dueño fuese nadie mas ni nadie menos que Theo , claro que hasta ahora no era consciente de ello pero quizas pronto lo supiese

Termine de recolectar algunos frutos en la canasta y luego de ello me quede admirando el nido de un pájaro que habitaba sobre un árbol , la vida era sin duda lo mas hermoso que un ser cualquiera podía poseer , no fue hasta entonces que la paz y el silencio del momento se vio interrumpido por el relincho de un caballo recién llegado y gire a ver al recién aparecido caballo─Oh , eres tu Alltair─comente con una sonrisa mientras bajaba del lomo de mi yegua para acercarme al caballo recién llegado y acariciaba su cabeza con cariño y amor ─Bienvenido─sonreí mientras le daba una fruta al caballo , aquella fruta que desde que me conoció se había vuelto la favorita de aquel ser ─¿Que te trae por aquí?─le hablaba el caballo mientras sonreía al verlo comer ,con toda honestidad ese caballo venia allí a visitar a mi amada yegua de quien aparentemente ,el caballo recién llegado estaba enamorado

Supongo que ha venido a este lugar para ver a Luna─comento Neo , mi guardián mientras miraba al caballo y reia ─Aparentemente este caballo se ha enamorado de tu compañera y amiga y pese a que el ya aparenta tener dueño , se escapa tan solo para ver a tu yegua─comento el pequeño ser mientras miraba a Bunny─Aun que me pregunto quien sera su dueño


Camille
Desde aquella vez que salve a aquel niño de la realeza y que luego de que su hermano hubiera llegado a buscar al niño y en medio de aquel rescate yo terminara siendo llevada al condenado reino que no queria ver ni en pintura era algo que habia cambiado mi "Destino", pese que ahora vivia en el desgraciado reino que tanto daño me hizo y que ademas habia conseguido trabajo en una pequeña sastreria del reino donde gana cierto dinero y con el que terminaba de comprar mi casa humilde en aquel lugar , la gente del reino buscaba acercarse me sin embargo como era una persona de pocas palabras , trataba de ser amable y usualmente me escapaba.Sinceramente odiaba vivir en este lugar pero el hecho de que sin casa y sin hogar y sobre todo que a sabiendas que mis seres queridos se hubieran enfadado al siquiera dejarme morir como si nada por lo que no me habia quedado mas de otra que el seguir viviendo diariamente y tener que vivir a pesar de mi odio con el reino que tanto odiaba ,Algo contrariante pero cierto

Me encontraba en esos precisos instantes con Sakura , mi amiga y guardiana , estaba en esos instantes trabajando en la sastreria en silencio mientras mi pequeña amiga solia traerme lo que necesitaba para construir los smokings y vestidos , me habia negado a vivir en el castillo [pese a que el principe Ethan luego de salvar a su hermano me ofrecio hospitalidad] , vivia mejor entre la sociedad humilde y fuera de lujos primeramente puesto que solia pasar de inadvertida , segundo por el hecho de que un castillo era primeramente el lugar donde vivian los seres que habian señalado a mis padres como culpables y encerrado en aquella cueva donde vivi tantos años ,ya casi estaba terminando mi trabajo cuando un fuerte temblor hizo temblar a todo el reino y las mayorias de las casas,sali de la sastreria y mire al cielo viendo una especie de esfera oscura ─Que demonios

Nai
Viviamos en el castillo del reino bajo la hospitalidad de uno de los principes que nos habia invitado a vivir a aquellos reinos por seguridad propia , claro que mi amado y yo habiamos decidido hacer trabajos en el castillo para asi no vivir sin hacer nada en aquel lugar , mi salud habia mejorado en su totalidad ,claro que junto con mi amado y la ayuda de mi guardian la mejora de mi salud fue inminente y mejor de lo esperada ,en esos instantes caminaba con un cesto de ropa ya lavada y perfecta para colgar y asi secarse.En cuestion de segundos un temblor fuerte sacudio el castillo por lo que deje el cesto de ropa aun lado y luego ubique mi mirada hacia el cielo notando una especie de esfera oscura y junto a el una especie de criatura con un ojo horrible ─Q...Que─murmure al ver aquello

Aquella criatura habia sido enviada por alguien , habia sido enviada para hacer que se repitiera la misma historia de años atras , inculpar a los inocentes y asi poder tener terreno libre para conquistar los diversos reinos , no obstante la criatura empezo a hacer destrozos por todas partes, esa criatura no contenta con los destrozos que comenzaba a hacer empezo a ...deborarse a criaturas y personas , maldecia por lo bajo al ver aquello ,puesto que en esos momentos mi guardian no estaba cerca como para transformarme y mis poderes tenian cierto limite de tiempo para ser usados , de usar mis poderes , tendria tan solo mucho menos de una hora para derrotar a esa criatura , siendo la hibrida hija entre un Az y un Joker , solte un suspiro y cerre mis ojos , los gritos de dolor y sobre todo de terror me hacian temblar

Nanami
Recorria el reino , vestida de campesina y acompañada de Alan ,Sanae , Moa y Beth , habiamos escapado del castillo ya que Alan se habia visto aburrido ademas de que le habia pedido ayuda para que me ayudara a llevar unas cuantas cajas de comida para los huerfanos de la calle sobre todo ropa y para que me ayudara a guiar a las criaturas al orfanatos que tenia que acotar que eran muchos niños en situacion de calle , no obstante despues de haber realizado aquel trabajo con ayuda de Alan caminabamos disfrutando el paisaje y conociendonos , a decir verdad me costaba mucho acercarme a Alan cuando yo usualmente como princesa y poxima reina me hacia cargo de todos los deberes del reino y no solia poder acercarme muy seguido al joven para conocerlo , nuestra charla no pasaba mas de unas cuantas palabras puesto que el no era muy fascinado de hablar.Mi pequeña Hada/Bebe Moa se habia vuelto muy amiga de la guardiana de mi acompañante ,con toda honestidad no se despegaban en ningun momentos y por eso muchas veces en las noches Alan venia a buscar a Sanae a mi cuarto pues que esta y Noa siempre terminaban por dormirse alli

Un temblor muy grande se hizo presente y en cuestion de segundos lo que parecia haber en el cielo era una esfera oscura y con detalles rojos en donde antes habia estado el sol y a su alrededor unas criaturas muy extrañas que comenzaron a atacar al reino de forma repentina causando un gran alboroto , gritos ensordecedores y el que muchas personas empezaran a correr despavaridos por las calles sin control alguno , anteriormente ya habian ataques similares al actual sin embargo el que aquella esfera tapara el sol era algo nuevo , cada constante ataques al reino usualmente eran por tierra y nunca por aire mucho menos mediante el cielo mismo , cada ataque se hacia distinto y su dificultad mas grande , cada ves muchisimos soldados perdian la vida por criaturas como aquella
Solo el silencio es el mas perfecto confidente que guarda lo mas oscuro del alma
y aun sin palabras brinda el consuelo que tanto necesitamos
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)

Sobre AnimeIce

AnimeIce es una comunidad dedicado al mundo del Anime, Manga, Videojuegos y mas. Entra y descubre gente y comparte tu pasión con los demás.

Para más información, por favor darle click a contáctenos.

              Enlaces Rápidos

              Anuncios